lunes, noviembre 28, 2005

VIDA Y OCIO

El consumidor podrá reclamar a Nestlé la sustitución de la leche infantil
EFE/MADRID

Nestlé España afirmó ayer que van a sustituirse del mercado español 40.000 litros de la leche infantil Nidina 1 y 2, y Nativa 2, aunque no hay ningún riesgo para la salud, para asegurar así la «máxima garantía» al consumidor tal y como ya reconoció la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA). Nestlé España reiteró que fue el pasado martes cuando la empresa procedió a sustituir estos productos en el mercado nacional y no en septiembre, cuando se informó a las autoridades sanitarias españolas de que se habían detectado trazas de isopropiltioxantona (componente de la tinta que se utiliza como iniciador fotoquímico en la impresión de los embalajes en la leche de continuación) en lotes de Italia. La empresa no identificó productos de estos lotes afectados en España y no procedió a su sustitución hasta el pasado martes y como medida de garantía para el consumidor. Los consumidores podrán reclamar la sustitución de los lotes de Nidina 1 y Nativa 2 que caduquen en junio del 2006 o antes y Nidina 2, con fecha de caducidad hasta agosto del 2006 o anterior. El teléfono de atención al cliente es el 900 334 444.La multinacional suiza ha cuantificado en 2,5 millones de euros el coste de la retirada de la leche contaminada.

El ministro de Sanidad italiano dice que demandará a Nestlé por intentar ensuciar la imagen de las instituciones italianas

AGENCIAS25 de noviembre de 2005.

El gobierno italiano ha anunciado que demandará a la multinacional suiza Nestlé, no por haber puesto a la venta millones de litros de leche para niños contaminados por tinta, si no por haber intentado "ensuciar a las instituciones italianas" con este asunto. "Aceptamos las disculpas de Nestlé pero su presidente será demandado" ha dicho el ministro de Sanidad, Francesco Storace.El titular de Sanidad ha confirmado que ha recibido una disculpa de Nestlé por haber suministrado leche para niños contaminada por trazas de tinta del envase. No obstante, a pesar de las disculpas, el ministro ha anunciado que demandará a esta multinacional suiza de alimentación.
Storace ha precisado que demandará al Jefe Ejecutivo y presidente del grupo, Peter Brabeck, por haber dicho que hubo un acuerdo entre la Unión Europea y el ministerio de Sanidad italiano para resolver este asunto antes de que saliera a la luz pública.En la carta a Storace, Brabeck niega haber indicado que hubiera un acuerdo entre Nestlé y Storace sobre esta crisis y subraya que la compañía suiza nunca ´detectó ningún riesgo para la salud.La misiva recoge también las disculpas por un "lapsus de memoria", que le llevó a decir que hubo contactos entre Nestlé y el ministro de Sanidad italiano en el mes de julio o agosto, cuando en realidad tuvieron lugar en septiembre.Acepta las disculpas pero habrá demanda"He recibido una carta del presidente de Nestlé, Peter Brabeck, quien se disculpa por el enorme daño causado por sus falsas manifestaciones en los últimos días", ha dicho el titular italiano de Sanidad."Sin embargo, él áun tendrá que responder ante los tribunales por esto. Una persona al frente de una multinacional no puede permitirse ensuciar la imagen de las instituciones italianas impunemente", añadía Storace. "Su carta está siendo ahora investigada".

La policía italiana dijo que se habían retirado 30 millones de litros de leche para niños de Nesltlé después de descubrir que contenía trazas de tinta del envase de Tetra Pak.Esta cifra es muy distinta a la que da Nestlé. La empresa suiza dice que fueron dos millones de litros los contaminados y que no representaban ningún riesgo para la salud.Acusaciones de NestléBrabeck acusó entonces a las autoridades italianas de politizar el problema y reveló que su compañía había acordado junto con el ministro italiano y con la Unión Europea dejar que estos productos expiraran y cambiar entonces el proceso de producción de los envases.Brabeck acusaba a las autoridades italianas de tramar algo. "Si la leche no suponía un riesgo para la salud debo concluir que debe de haber otras razones para que la leche se retire de esta manera tan espectacular"."Fue un schock enfrentarme a las imágenes de televisión donde aparecían policías retirando los productos Nestlé bajo una orden".

Los productos Nestlé en España son segurosEl presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), José Luis Bonal, ha pedido "tranquilidad" a los padres de los niños que tomen la leche de Nestlé Nidina y Nativa y ha defendido que los productos de esta marca que se venden actualmente en España son "seguros".Ha añadido que los mecanismos y protocolos de control de la casa Nestlé y de las Administraciones española y europea "han funcionado correctamente" con la retirada cautelar de aquellos productos que pudieran estar afectados, aunque comentó que "el riesgo potencial para la salud sería muy bajo".Por ello ha dicho que la SEPEAP recomienda que se tenga confianza en las autoridades sanitarias, en la Agencia Alimentaria y en la marca Nestlé, y que en caso de duda se consulte al pediatra.Nestlé España anunció ayer que va a sustituir del mercado español 40.000 litros de la leche infantil Nidina 1 y 2, y Nativa 2, aunque no hay ningún riesgo para la salud, para asegurar así la "máxima garantía" al consumidor, tal y como ya reconoció la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA).